Feliz cumpleaños, Mister

El director técnico Enrique Meza llegó a tres décadas en esta profesión, y agradecido, espera mantenerse vigente y sobre todo, seguir transmitiendo la gran pasión que siempre ha sentido por el futbol

El director técnico Enrique el “Ojitos” Meza parece estar destinado a vivir momentos especiales con los Diablos Rojos del Toluca, y en esta ocasión no tiene que ver con títulos, sino con un aniversario muy especial, y es que el estratega cumplió ayer, 9 de enero, 30 años desde su debut como entrenador, fecha que además, compartió coincidió con el aniversario número 36 de su matrimonio.

Así que este miércoles, Meza tuvo doble motivo para festejar, y se manifestó agradecido porque se mantiene vigente, en el banquillo de un equipo de Primera División. “Estoy por cumplir… -hizo una pausa y dejó la cifra en el aire, para continuar, sonriendo-, un montón de años, pero tengo que darle gracias a Dios que me haya puesto en este camino, el futbol, que es una pasión realmente y es una manera de vivir”.

Meza debutó el 9 de enero de 1983 como director técnico de Cruz Azul, en un 0-0 frente a Neza, aunque su trayectoria como entrenador ya había comenzado antes, pues había sido auxiliar técnico de Miguel Marín en este equipo, y hoy, a 30 años, no pudo menos que agradecer las oportunidades, que ha sabido aprovechar.

“Desde que comencé a jugar en los llanos, siempre me absorbió muchísimo la pasión, entonces ahora con el correr del tiempo me doy cuenta que ha pasado y que más que ganar o perder, tengo muchísimos amigos en el mismo futbol, entonces estoy muy agradecido con Dios y con la familia del futbol, que tantas oportunidades me ha dado”, dijo.

“Hoy cumplo 36 años de casado, se dicen muy fácil pero me encontré realmente un ángel, que es mi esposa, y festejo dos cosas hoy, uno los 30 años (de técnico) y otra los 36 años de casado, porque tengo tres y hijos y seis nietos; no me siento ni ganador ni perdedor, soy un técnico que está en la pelea y siempre busca hacer buenos equipos, claro eso es lo que yo busco, pero a veces me he ido casi por la puerta de atrás, he tenido que salir de los clubes por los malos resultados”, reconoció.

Con todo, hoy siente la misma pasión y la determinación de trascender con los Diablos, en una nueva campaña, que inició con empate 0-0 ante Chivas, pero espera que el equipo vaya en ascenso en la Liga y lo mismo que en Copa Libertadores, aunque reconoció, no será sencillo.

“Queremos llegar al momento de la Libertadores lo mejor posible, no porque sea más importante que la Liga, porque yo no podría descalificar ninguna de las dos, hay veces que ustedes (los medios ) preguntan, cuál tomaría y yo no puedo decirte ni una ni otra, yo quiero estar en las dos, igual el club y la afición; entonces tendría que buscar la posibilidad de hacer equipos que nos puedan dar solvencia para poder aspirar a las victorias, en los dos torneos”, subrayó el “Ojitos”.

De momento, la prioridad es obtener el primer triunfo de la liga el domingo, ante Puebla, que llega dirigido por un gran amigo de Meza, Manuel Lapuente, aunque como ocurre en el futbol la amistad quedará fuera de la cancha en la búsqueda de la primera victoria, porque además, es la presentación de los Diablos en casa.